Alertan sobre la presencia de una especie protegida en el Alto Valle

Se trata del lagarto colorado y desde el equipo de Guardafaunas Honorarios solicitaron a la comunidad no molestarlos ni adoptarlos como mascotas. Su tenencia, transporte o venta está prohibida por ley.

El equipo de Guardafaunas Honorarios de Río Negro alertó a la comunidad por la reciente aparición de varios ejemplares del lagarto colorado, uno de los saurios más grandes del país que se alimenta de roedores, huevos, frutos e insectos, y son completamente inofensivos. Pidieron no molestarlos ni adoptarlos como mascotas y advirtieron que su tenencia, captura, venta o transporte están prohibidos por ley nacional y provincial.

Según explicaron desde la organización, en la provincia existe una gran oblación de lagarto colorado desde el río Colorado hasta el límite norte de las ciudades del Alto Valley Valle Medio, como así también en otra población aislada en la zona del Bajo del Gualicho. Además, detallaron que comparten el ambiente de monte junto a la tortuga terrestre.

«Como todo animal de la fauna silvestre, cumple un importante rol en el ecosistema. Si lo vemos sólo debemos deleitarnos con su presencia y sacarle fotos. Son pacíficos y como mecanismo de defensa sólo morderá si intentamos manipularlo. También es posible que aparezca alguno en las ciudades del Valle; puede haber llegado o solo o bien «ayudado» por alguien que lo trajo de mascota, que no lo es», informaron los integrantes de Guardafunas Honorarios.

A su vez, solicitaron que, ante la presencia de algún ejemplar o de cualquiera de la fauna silvestre, se contacten con la Policía, la Dirección de Fauna, las autoridades de la Secretaría de Ambiente de Río Negro o con la misma organización a través de las redes sociales. «Seguro acudirá personal especializado para reubicar algún animal», finalizaron.

Sin embargo, la publicación que realizaron a través de su cuenta de Facebook advirtiendo sobre la situación desencadenó un problema mucho mayor: la matanza de estos animales. Es que fueron muchos los vecinos los que denunciaron que los estaban matando «por diversión» y que ya han encontrado restos arrojados en los desagües.

Fuente: La Mañana Neuquén