MONITOREO Y ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN GEOPOLÍTICA EN EL MUNDO Y SU IMPLICANCIA EN LA PATAGONIA

Cuál es el impacto ambiental de los lanzamientos de cohetes

Expertos advierten sobre los impactos ecológicos de los lanzamientos espaciales, evidenciados por la explosión del Starship de SpaceX y sus efectos en ecosistemas sensibles

PorJuan Manuel Godoy

Los lanzamientos de cohetes a la Luna, esenciales para la exploración espacial y el avance científico, han generado preocupación por su impacto ambiental en el planeta Tierra. Estos eventos, que involucran el despegue de poderosas naves espaciales, liberan grandes cantidades de gases de efecto invernadero y partículas contaminantes a la atmósfera, contribuyendo al calentamiento global y la degradación de la capa de ozono. Además, los restos de cohetes y otros desechos espaciales pueden caer en océanos y áreas terrestres, afectando ecosistemas sensibles. Esta situación provoca un debate sobre cómo equilibrar la exploración espacial con la necesidad de proteger nuestro medio ambiente.

Más específicamente, el despegue y posterior explosión del cohete Starship de SpaceX el 20 de abril de 2023 en Boca Chica, Texas, ha dado el puntapié inicial a esta intensa discusión sobre los impactos ambientales de los lanzamientos espaciales. Starship, descrito como el cohete más poderoso del mundo, logró despegar e iniciar su vuelo inaugural por tres minutos y cincuenta y siete segundos antes de explotar y caer al mar en forma de escombros. Aunque el CEO de SpaceX, Elon Musk, calificó el evento como “emocionante” y los ingenieros lo consideraron un “desensamblaje no planificado rápido”, las consecuencias fueron más severas de lo esperado.

El lanzamiento no solo destruyó el cohete sino también la plataforma de lanzamiento, ubicada en una zona sensitiva desde el punto de vista ecológico. Rodeada de parques estatales y reservas nacionales de vida silvestre, el sitio alberga plantas protegidas y aves migratorias. La explosión creó un cráter en la estructura de la plataforma, enviando arena, suelo, trozos de metal y concreto volando hasta 10 kilómetros de distancia.

La NPCA (National Parks Conservation Association) expresó su preocupación sobre los daños ambientales. “La cantidad de destrucción ambiental causada por los escombros y la posibilidad de incendios, la contaminación del aire y el agua es alarmante”, dijo Sarah Gaines Barmeyer, vicepresidenta del programa de conservación de la NPCA. En respuesta, varias organizaciones ambientales presentaron demandas contra los reguladores gubernamentales por permitir el lanzamiento.

SpaceX, tras admitir que una “placa de acero refrigerada por agua masiva” destinada a proteger la plataforma no estaba lista a tiempo, reconstruyó la plataforma con un diseño mejorado. Sin embargo, la explosión dejó al descubierto la fragilidad de los entornos cercanos a los sitios de lanzamiento espacial.

En diversos lanzamientos, como los de SpaceX y las operaciones documentadas por agencias como NASA, se ha observado acumulación de partículas de aluminio y variaciones de pH en aguas adyacentes.

Te puede interesar:¿El ozono es bueno o malo?: las paradojas de uno de los principales gases de la atmósfera

NASA, con su larga trayectoria de monitoreo ambiental desde Cape Canaveral, Florida, ha documentado los efectos a largo plazo de los lanzamientos espaciales. “Los impactos primarios fueron la acumulación de partículas de aluminio y daños a la vegetación”, afirmó Don Dankert, jefe del equipo de gestión ambiental del Centro Espacial Kennedy. A pesar de los cuidados tomados, existe preocupación por nuevos

proyectos de lanzamiento en áreas protegidas.

SpaceX admitió que la plataforma de lanzamiento no estaba lista (REUTERS)SpaceX admitió que la plataforma de lanzamiento no estaba lista (REUTERS)

La estación espacial de Baikonur en Kazajstán, un recordatorio de las ambiciones espaciales mal reguladas ha dejado vastas áreas contaminadas con combustible cancerígeno (según la información proporcionada). En contraste, la base europea Kourou en la Guayana Francesa, que preserva el entorno mientras minimiza el impacto de los lanzamientos, ofrece un ejemplo positivo. “Dentro del perímetro del puerto espacial no hay agricultura, por lo que no hay químicos ni pesticidas, y la caza está prohibida”, dijo Luce Fabreguettes, jefa de infraestructura de la ESA.

La NPCA también advirtió sobre los riesgos potenciales de ubicar nuevos sitios de lanzamiento cerca de áreas protegidas. Están actualmente en campaña contra el desarrollo de un sitio comercial en Georgia cerca de una zona silvestre protegida y consideran que el crecimiento de las operaciones espaciales podría poner en riesgo ecosistemas importantes.

Mientras los lanzamientos espaciales continúan expandiendo las fronteras tecnológicas, es crucial equilibrar el progreso con la conservación del medio ambiente. “Realmente creemos que podemos encontrar un equilibrio y que la industria y la conservación pueden coexistir”, expresó Barmeyer. Esto es vital para asegurar que los beneficios del espacio no lleguen a costa de nuestros ecosistemas terrestres únicos.

Fuente: infobae

Te puede interesar: