Desde enero Neuquen deberá separar la basura domiciliaria

La fecha prevista para que los neuquinos comiencen a separar la basura en sus domicilios entre materiales húmedos y no húmedos será el 1º de enero de 2016. De esta forma se busca garantizar el reciclaje de lo que se recolecte. Así lo confirmó el intendente Horacio Quiroga en una recorrida por las obras del Centro Ambiental Neuquén, un predio de 32 hectáreas donde se separará el material.

“Esta iniciativa pondrá a la ciudad de Neuquén como una de las únicas en el país que en materia de residuos lleva adelante una política de conciencia ambientalista y que cuenta con un centro de características autosustentables”, dijo el jefe comunal.

Quiroga detalló que “a partir del año que viene se va a retirar la basura domiciliaria con la modalidad de tres días para residuos húmedos y tres días para residuos secos. En este galpón que se ha construido se va a realizar la separación y van a trabajar todas las personas que hoy lo hacen en este basurero a través del “cirujeo”, pero con instalaciones salubres; contarán con sanitarios y vestuarios para higienizarse y para que tengan su equipamiento, elementos de seguridad y ropa de trabajo”.

Remarcó que el objetivo es “garantizar las condiciones de separación para después la transformación y el reciclado de la basura en otros tipos de elementos como es a través del vidrio, los metales y el plástico. Creo que esto nos pone en una situación de vanguardia respecto del país con inversiones muy importantes y fundamentalmente creando una gran certidumbre del tratamiento de la basura en nuestra ciudad”.

La planta podrá separar unas  50 toneladas por día y la capacidad de separación será de 5 toneladas por hora, “lo que implica enfardar todas las cosas que se producen y lo producido por la venta de estos elementos que previamente se van a separar van a ir a la cooperativa de estos trabajadores”, dijo Quiroga.

“Generamos mejores condiciones, no solamente en el reciclado sino también produciendo energía a través de los residuos orgánicos, que lo venimos haciendo desde el año 2012 y es el equivalente a 5 mil litros de gasoil aproximadamente. Pero nosotros utilizamos el biogás, que se produce a través de las emanaciones que se generan con el enterramiento de los residuos orgánicos y hoy alcanza para abastecer prácticamente todo el consumo de electricidad de la planta”, explicó Quiroga.

Quiroga mencionó además la incorporación de una máquina chipeadora, con la que se pretende desmenuzar restos de poda que los vecinos suelen dejar en la vereda y que representa una inversión cercana a los 250 mil pesos. De igual modo indicó que con la molienda se producirá compost para el vivero que “también esté previsto que funcione en este centro y a cargo de la cooperativa, al igual que la comercialización ordenada y adecuada de lo que resulte a partir de la separación de la basura”.

“Esto nos posiciona dentro de los municipios que más hacen en beneficio del medioambiente y de la lucha contra el cambio climático”, concluyó.