El equipo de Corre 40 arribó a Río Negro y fue recibido por autoridades de Turismo

San Carlos de Bariloche.-Con el acompañamiento del Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte de la provincia, el maratonista Rodolfo Rossi

fue recibido en San Carlos de Bariloche en el marco de la prueba Corre 40. Realizará una travesía de 145 kilómetros por territorio rionegrino, de un total 5.140 para unir La Quiaca y Ushuaia.

Estoy muy motivado y con un enorme compromiso de llegar a Ushuaia por la gente que apoya este proyecto”, dijo el atleta luego de atravesar una línea de llegada simbólica que se instaló en el Centro Cívico de la ciudad andina.

El corredor fue recibido ayer por la secretaria de Turismo de Río Negro, Silvina Arrieta y el subsecretario de Deportes, Juan Pablo Muena, quienes le dieron la bienvenida en nombre del gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, y de la ministra de Turismo, Cultura y Deporte, María Giachino.

Con poco más de 3.250 kilómetros recorridos, Rossi se mostró feliz de llevar un buen ritmo en su travesía por la Ruta 40. “Hace 17 años estaba preparando mi primera carrera”, recuerda acerca del momento en el que decidió emprender esta aventura que comenzó el 17 de agosto en La Quiaca y que espera terminar a fines de noviembre en Ushuaia.

Sin embargo, el proyecto Corre 40 dista de ser un logro meramente deportivo, ya que también busca conseguir un objetivo solidario. “El lema que queremos transmitir es que todo sueño, si se realiza con pasión, es posible”, dice y remarca que muchos jóvenes posee sueños e ideales “aunque carecen de oportunidades”.

Con cada paso que da sobre la ruta, Rodolfo destina buena parte del apoyo económico de empresas y particulares a tres proyectos educativos: Fundación Ruta 40, Fundación Desarrollo a través del Deporte y el programa “Abanderados Argentinos” de la Universidad de San Andrés.

Oriundo de Capital Federal, este Licenciado en Administración de Empresas avanza 51 kilómetros por día, comenzando a las 11.30 de la mañana y trotando alrededor de nueve horas. Si bien arrastra una lesión en su rodilla, que apareció en la ciudad de Malargüe (Mendoza), Rossi se apoya en la gente que lo recibe en cada lugar y que lo alienta a seguir su camino.

Su salida de Bariloche se reprogramó para hoy, ya que sus padres viajaron especialmente para reencontrarse con él luego de dos meses, pero espera llegar pronto a El Bolsón y seguir disfrutando de su paso por Río Negro. “No puedo fallar y no lo voy a hacer. Es lo que me va a llevar hasta el final”, augura antes de prepararse para recorrer los 1.890 kilómetros que lo separan de su sueño.

Fuente: Ministerio de Turismo, Cultura y Deportes