“El objetivo del Plan 2030 es que la ciencia, la tecnología y la innovación contribuyan a una planificación estatal que busca impulsar la competitividad productiva y el desarrollo sostenible del país, así como una mejora en las condiciones de vida e igualdad de oportunidades de las y los argentinos”, sostuvo la Senadora Silvina García Larraburu y ponderó que el mismo “Es fruto de una construcción colectiva en la que participaron los actores del sector, organizaciones de la sociedad civil y se les dió protagonismo a las provincias para el diseño de las agendas territoriales”.

En concreto, el Plan consta de 3 partes: El diagnóstico de la situación actual del sector, en el cual se expone la trayectoria productiva, científica y tecnológica del país; el detalle de las agendas estratégicas, territoriales,  transversales y de cambio institucional; y las proyecciones y horizontes de crecimiento y desarrollo para el sector en el período que abarca la planificación. Entre los desafíos nacionales se encuentra el desarrollo del sector espacial; el impulso de la bioeconomía y la biotecnología;  la transformación digital; y la consolidación de un sendero para la transición energética.

La Senadora expuso que “en la actualidad existe una asimetría territorial dónde el 65% de la inversión en Investigación y Desarrollo se concentra en la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, situación que tiene su correlato en la cantidad de investigadores por región. Por otra parte, se observa la baja participación relativa del sector privado en Investigación y Desarrollo. En el año 2020 significó sólo el 25% del total. Situación que queremos revertir con las Leyes ya sancionadas de Economía del Conocimiento, y la de Biotecnología y Nanotecnología moderna, entre otras líneas de acción para propulsar la inversión privada y la sinergia con el sector público”.

“El Plan 2030 proyecta el incremento en la inversión en investigación y Desarrollo así como el aumento de los recursos humanos. En cuanto a la inversión total en Investigación y Desarrollo, se proyecta que pasará de 0,52 % del PBI en el año 2020 a 0,85 % en el año 2025 y a 1,70 % en el año 2030. Esto significa un aumento de 225 % en el año 2030, con respecto al año 2020”, resaltó.

Concluyó: “Consideramos que es central para la ciencia y la tecnología la continuidad de las políticas públicas del sector. Por esto, su desarrollo  no puede someterse a los vaivenes pendulares de los gobiernos de turno. Deberíamos ser capaces, como sociedad, de sacar las agendas de ciencia y tecnología de la discusión partidaria y de su disputa en cada calendario electoral, con el objetivo de construir consensos en torno a medidas que permitan un verdadero desarrollo nacional”. 

Lic. Camila MatreroEquipo Senadora Silvina García LarraburuHonorable Senado de la Nación  | Hipólito Yrigoyen 1702  Piso 5º Of. 519 (C1089AAH)Tel: +54 11 2822 5894  | matrero.prensa@gmail.com