La UNTDF desarrolla líneas de investigación sobre energía eólica

Ushuaia.-A través del Instituto de Desarrollo Económico e Innovación, la Universidad de Tierra del Fuego inició importantes proyectos en materia de investigación sobre energía eólica. De estas acciones próximamente se conformará el mapa eólico de Tierra del Fuego.
Un equipo de docentes investigadores de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF) se encuentra, en este período, desarrollando diferentes líneas de investigación en el área de energías renovables obteniendo, hasta el momento, importantes avances en materia de energía eólica.

La iniciativa toma real importancia ante las posibilidades de progreso que podrían ofrecer a Tierra del Fuego las energías renovables no convencionales y la gestión integral de estos recursos para el desarrollo sostenible de la Provincia. De estas acciones próximamente se conformará el mapa eólico de Tierra del Fuego.

El ingeniero Aeronáutico Pablo Lerzo, docente investigador de la UNTDF y coordinador general de los proyectos, destacó que “la Universidad a través del Instituto de Desarrollo Económico e Innovación (IDEI) está profundamente involucrada en un área crítica como es la energía renovable y, para ello, tenemos dos importantes proyectos de envergadura que se encuentran en etapa incipiente, pero con importantes avances en materia de energía eólica”, sostuvo.

Entre los proyectos más ambiciosos el especialista comentó que se encuentra la instalación en Río Grande de dos turbinas de 2.5 MW y cinco microturbinas de 4,5 KW en sectores aislados sin interconexión, con el fin de promover en esa ciudad la diversificación de la matriz energética. Es en el marco de una propuesta presentada ante el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Innovación Productiva de la Nación (MINCYT) en una acción conjunta con la Cooperativa Eléctrica riograndense.

De este modo, el objetivo general del proyecto es investigar y experimentar la viabilidad de producción de energía eólica en Tierra del Fuego, (desde la selección de equipos, puesta en marcha e instalación, hasta la operación de producción, los problemas particulares geográficos, ambientales y climatológicos, el mantenimiento y la relación costo-beneficio de turbinas eólicas de diferente potencia) para generar información, conocimientos innovadores y estudios aplicados.

El equipo multidisciplinario de investigadores que se encuentra a cargo de este proyecto, está integrado además por el economista Francisco Gatto, los físicos Marcos y Lucas Valluzzi, quienes trabajan en su doctorado de la Universidad de La Plata con el desarrollo de materiales nanoestructurados para la creación de placas fotovoltaicas tipo “Thin Film” y “MultiLayer” para la generación eficiente de energía fotovoltaica. Este grupo de científicos se encuentra abocado también al estudio de los fenómenos de engelamiento, en rotores de palas eólicas que ocurre en las condiciones naturales de climas fríos extremos; para lo cual se realizan ensayos exhaustivos en Ushuaia.

Por último, Pablo Lerzo, destacó el potencial que tiene la provincia en relación a la posibilidad de consolidar un desarrollo energético con energías limpias. “El factor de capacidad es muy importante para la Patagonia y Tierra del Fuego, que cuenta con vientos de excelente calidad únicos en el mundo y que en la Patagonia chilena ya son explotados”, sostuvo. “En nuestro país el desarrollo de estos recursos es muy incipiente –enfatizó el ingeniero- y desde el IDEI estamos “haciendo punta” poniendo en valor este recurso que es importantísimo y que deberíamos ponerlo a funcionar cuanto antes, para cambiar la matriz energética y promover un desarrollo sustentable como lo hacen los países del primer mundo”.

En materia de energías renovables, para la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, estas líneas de investigación son solo el principio de una gran cantidad de objetivos institucionales que buscan acompañar el desarrollo social y económico del territorio. En ese sentido, se proyecta trabajar en áreas de energías micro hidráulica, mareomotriz, undimotriz (energía de las olas) y corrientes marinas en el canal Beagle.

Fuente: El Surenio