Loma Campana: la Provincia asistió en tiempo y forma al pozo donde se produjo un derrame de fluido de perforación

Neuquén- Así lo manifestó el secretario de Estado de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Esquivel, al referirse al incidente producido por desconexión de un manguerote en el equipo de perforación Nabors990, en el Pozo LLL 922 en Loma Campana. El funcionario aclaró que los inspectores concurrieron antes de que la empresa YPF SA diera aviso del suceso, debido a que tenían esa jornada programada la visita al yacimiento, y desde ese momento se encuentran supervisando  las tareas de remediación en el lugar, las que se califican de menor gravedad.

Esquivel brindó detalles del derrame producido en el pozo LLL 922 que explota YPF en Loma Campana, manifestando que la provincia actúa con suma responsabilidad en las tareas de fiscalización y control, y que los inspectores actuantes dependientes del área de control permanente con base en yacimiento Loma Campana, tiene una dotación con presencia diaria permanente, que  está compuesta por cuatro inspectores y un supevisor, con cinco vehículos y equipamiento acorde a las tareas a realizar, para el control de 20 equipos de perforación, pozos  e instalaciones del área.

Explicó, además, que “los inspectores realizaron las tareas de supervisión de remediación en el lugar en tiempo y forma, desde el mismo momento en que se produjo el suceso, dado que ese día el equipo Nabors 990, estaba dentro del cronograma de inspección técnica de rutina”. También explicó que el derrame se produjo a las 11 horas,  en cercanías de boca de pozo, “el que afecta suelo compactado y consolidado con material calcáreo en la locación, por ende su infiltración es menor y además no afectó vegetación alguna”.

Más adelante manifestó que “El día 18-02-2015 se produce un incidente con derrame de fluido de perforación en el pozo de referencia, cuando en el mismo se encontraba operando el equipo Nabors 990. De acuerdo al relato del company man que se encontraba de turno al momento del inconveniente, el derrame se produce por la caída de un manguerote que estaba sin sujeción correcta, el que tiene la función de conducir la descarga de fluido de perforación  a un contenedor, el incidente es calificado de menor gravedad,  ya que inmediatamente ocurrido y  detectado por personal del equipo perforador,  se resuelve, realizando las tareas operativas  de corrección y ajuste del manguerote correctamente”.

“Este manguerote –señala Esquivel- tiene la función de transportar fluido de perforación, el cual al desconectarse, el fluido  se derrama por debajo de la subestructura del equipo, debajo de la pileta y por debajo de las mantas oleofílicas, en una cantidad que no superó el metro cúbico y afectó  una superficie aproximada de 50 metros cuadrados”.

El funcionario sostuvo que si bien la empresa YPF SA realizó la comunicación posteriormente a la autoridad de aplicación, cumpliendo con el aviso oportuno, “la operadora no había comunicado el incidente cuando se hacen presente en el lugar dos inspectores de Medio Ambiente, hecho que ocurre aproximadamente a las 11:00 horas, cuya dimensión y magnitud, consta en el acta y las actuaciones correspondientes y  en los registros fotográficos de la contingencia”.

Esquivel destacó que “el equipo Nabors 990,  estaba ese día en el listado de tareas  de inspección técnica operativa integral de sus equipos e instalaciones. Por lo que los inspectores proceden a constatar el sitio afectado por el derrame verificando las afectaciones existentes, disponiendo las directivas para  las tareas de remediación en el lugar,  habiéndose confeccionado el acta respectiva a las 12:09 hs.”

“–señala Esquivel- que los inspectores actuantes, dependientes de la Dirección Provincial de Fiscalización, solicitan retirar el suelo afectado con hidrocarburo y fluido de perforación del sitio, procediendo el personal de la operadora, a realizar tareas manuales con palas, hasta tanto concurriera al pozo una pala cargadora que estaba solicitada. El suelo retirado es colocado en contenedores que estaban dispuestos en el lugar. El suelo debajo de las piletas es sacado en forma manual y hasta donde las medidas de seguridad lo permitieron y se colocaron mantas oleofílicas nuevas”.

El secretario Esquivel expuso que “tal como está indicado en el acta respectiva, se aprueba reponer el suelo afectado y mantas nuevas en los sitios a los que no se puede acceder con maquinas, debajo de pileta y subestructura. El suelo remanente afectado, será retirado una vez producido el desmontaje del equipo de perforación, ya que operativamente no es posible hacerlo antes”.

Esquivel destacó que “la gente de la comunidad Campos Maripe y compañía se hizo presente más tarde, cuando el personal de la SEAyDS ya se había retirado del lugar para cumplir con otra rutina de tareas programadas ya que el cronograma de tareas diarias requiere continuar en otras instalaciones y equipos y lógicamente no estaba presente al momento de la presencia de los miembros de la comunidad Campos Maripe. Destacando  que el  incidente es calificado de menor gravedad, ya que queda circunscripto en la locación y debajo de la subestructura del equipo, y no haberse producido otras implicancias ni afectación a vegetación autóctona, ni a personal de tareas actuante, destacando que los inspectores ya habían cumplido con sus actuaciones y  brindado las directivas y requerimientos que corresponden en el marco de la ley de ambiente provincial 1875. Afirma que con la finalidad de la finalización de las tareas de saneamiento de la locación, queda pendiente estar en el lugar pozo Loma Campana 922, en el  momento del desmontaje del equipo, para el seguimiento, fiscalización y control del  cumplimiento de las tareas ambientales,  lo que se estima será  dentro de los próximos  10-12 días”, finalizó.