Misiones prohibió el uso de glifosato por ley

La prohibición del uso de glifosato en esta provincia es un gran paso hacia adelante. Es una medida valiente que muestra el compromiso de proteger el medio ambiente y la salud de las personas. Además, demuestra una clara voluntad de alejarse del modelo agronegocio actual, que depende demasiado de este herbicida controvertido.

Esta decisión seguramente sentará un precedente importante y motivará a otras provincias a seguir su ejemplo. La salud y el bienestar son prioritarios, y es gratificante ver cómo se toman medidas concretas para garantizar un futuro más sostenible.

La agroindustria ha sido objeto de críticas debido a los efectos nocivos de los agrotóxicos. Sin embargo, una nueva ley ha establecido una transición hacia la agroecología, lo cual es un avance significativo. Esta ley tiene como objetivo limitar el uso de estos productos dañinos para el año 2025. Es importante tener en cuenta que este pesticida en particular ha sido ampliamente cuestionado tanto por campesinos como por investigadores. De hecho, la Organización Mundial de la Salud confirmó en 2015 que puede causar daño genético.

A partir de 2025, Misiones sin glifosato

A partir del año 2025, Misiones se unirá a Chubut como la segunda provincia en prohibir por completo el uso del herbicida glifosato en el país. Esta medida busca proteger tanto la salud humana como el medio ambiente, siguiendo el ejemplo de Chubut que implementó esta prohibición desde el 2020.

La Legislatura ha aprobado una nueva Ley de Promoción de Producción de Bioinsumos que establece diversas medidas para investigar, optimizar y promover el uso de insumos biológicos, gestionar el riego y utilizar el agua de manera eficiente, así como fomentar el desarrollo sustentable en la agricultura.

Esta norma busca impulsar prácticas más amigables con el medio ambiente y mejorar la productividad en los cultivos. El proyecto de ley fue propuesto por los diputados Carlos Rovira del Frente Renovador de la Concordia, Martín Sereno del partido Tierra, Techo y Trabajo, y Marta Ferreira, quien actualmente ocupa el cargo de ministra de Agricultura Familiar en la provincia.

Se prohíbe la utilización del glifosato, sus componentes y afines en toda la provincia. Se establece que esta prohibición entra en vigencia luego de dos años desde su publicación oficial a los efectos de una transición progresiva del cambio cultural de los sistemas productivos”, enuncia el artículo 7 de la normativa provincial que, tal como se esperaba, despertó reacciones dispares.

La repercusión en los distintos sectores

Mientras que los sectores relacionados con el agronegocio rechazan la idea, los agricultores familiares y cooperativos la apoyan. Estos últimos han estado denunciando durante mucho tiempo los efectos negativos del uso de agrotóxicos y promueven activamente la transición hacia una agricultura más agroecológica.

Salvador Torres, secretario general del Movimiento Agrario de Misiones (MAM), ha destacado que la organización lleva tiempo promoviendo el cese del uso de agroquímicos, “por ser altamente perjudiciales para la salud de las personas y para el medio ambiente“. “En este sentido, estamos totalmente de acuerdo que haya una decisión firme de ir prohibiendo determinados productos como el glifosato, que es uno de los tantos que se usa en el agro”, celebró.

En relación al proceso de dos años que contempla la nueva ley hasta la prohibición definitiva del glifosato, Torres remarcó la importancia de “establecer un mecanismo eficaz de apoyo para esta transición” y advirtió que “para el traspaso de la utilización de agroquímicos a una forma agroecológica de producción, tendría que haber un programa de apoyo concreto que le permita al productor pasar esa transición sin tener que sufrir económicamente». «Hay una realidad y es que el herbicida logra abarcar más hectáreas con menos mano de obra”, explicó el productor, por lo que propuso que la transición no debe ser un golpe a la economía del productor y el Estado debe prever esa situación.

Ley de Promoción de Producción de Bioinsumos

La Ley de Promoción de Producción de Bioinsumos tiene como objetivo fomentar el desarrollo de insumos biológicos a través de la generación de líneas de investigación. Esta ley busca impulsar la producción y uso de bioinsumos en diversos sectores, promoviendo así un enfoque más sostenible y respetuoso con el medio ambiente en la agricultura y otras industrias relacionadas.

Además, la optimización de los procesos de elaboración, la promoción de planes de acción para el manejo adecuado del riego agropecuario y la eficiencia en el uso del agua, así como el impulso y la ejecución de acciones para promover el desarrollo sustentable de los cultivos en la provincia son aspectos fundamentales.

Miriam Samudio, referente de Productores Independientes de Piray (PIP-UTT), observó que la ley representa “un gran avance” y se refirió a la propia experiencia de las tierras recuperadas por la organización a la multinacional Arauco —expropiación mediante—, donde desde hace más de seis años no se utilizan químicos. “El cambio alrededor de nuestra zona, no es sólo del suelo, sino del paisaje, de las vertientes, los pozos de agua, algunos arroyos volvieron a brotar y los humedales empezaron a recuperarse. Desde que no se usó más glifosato, el ecosistema volvió a vivir. Empiezan a aparecer los animalitos, las mariposas, las ranas, las tortugas, los conejos silvestres, es otro el aire que respiramos alrededor en estas 166 hectáreas recuperadas”.

Antecedentes, ordenanzas y el compromiso científico para prohibir el glifosato

En Argentina, el glifosato es utilizado en diversos cultivos como la soja, maíz y algodón, los cuales son transgénicos. También se aplica en cítricos, frutales de pepita (manzana, pera, membrillo), vid, yerba mate, girasol, pasturas, pinos y trigo. El uso de este herbicida es amplio en el país y se utiliza en diferentes áreas de la agricultura.

A medida que la tecnología transgénica avanzaba, el uso del glifosato se incrementó de manera exponencial. Inicialmente desarrollado y comercializado por Monsanto en la década de 1970, aunque en el año 2000 expiró su licencia. Entre las empresas que comercializan glifosato en Argentina figuran Bayer-Monsanto, Syngenta, Red Surcos, Atanor, Asociación de Cooperativas Argentinas, Nufram, Agrofina, Nidera, DuPont, YPF y Dow.

Antología Toxicológica del Glifosato +1000”, es el título del trabajo, de 270 páginas, recopilado por Eduardo Martín Rossi y editado por la ONG Naturaleza de Derechos donde Se han recopilado un total de 1108 estudios científicos que documentan los efectos perjudiciales de los agrotóxicos en el medio ambiente y la salud. Cada una de estas investigaciones pasó por un proceso de revisión llevado a cabo por un comité de científicos o expertos en la materia, y aprobados para su publicación académica.

La OMS y su pronunciamiento sobre el glifosato

En 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó un estudio que confirmó los efectos genéticos dañinos del herbicida glifosato en humanos. Debido a esta evidencia, fue reevaluado y se le categorizó como probable cancerígeno en una escala del 1 al 5, siendo clasificado como el segundo nivel más alto de riesgo.

En la provincia de Misiones, que es la mayor productora de yerba mate y té a nivel nacional, ya está vigente una prohibición de fumigaciones aéreas con agroquímicos. Esta medida busca proteger la calidad de los cultivos y preservar el medio ambiente en esta importante región productiva.

En la ciudad norteña de Montecarlo, se ha establecido una importante normativa en relación a la restricción del uso de glifosato y otros herbicidas. Esta medida busca regular y controlar el impacto ambiental de dichos productos en el área, donde en el 2012 se sancionó una ordenanza municipal que prohibió “la aplicación de agroquímicos, llámese glifosato y cipermetrin y otros herbicidas usados para la eliminación de pastizales y otras especies vegetales en todos los predios ubicados en el municipio”.

En la provincia, el médico e investigador Hugo Gómez Demaio, quien ya falleció, desempeñó un papel fundamental gracias a sus contribuciones científicas y sociales. Fue él quien lideró las primeras investigaciones en esta área que, en Misiones, pudieron determinar los severos daños que el uso de agroquímicos ocasionaba en niños de zonas rurales, especialmente en la cuenca tabacalera.

El activista Demaio nos dejó el 7 de julio de 2017, pero su legado perdurará en la lucha contra los agrotóxicos y en la defensa de la salud de las comunidades rurales. Su trabajo ha dejado una huella imborrable en esta importante causa.

Rechazos esperables del agronegocio

El partido político Juntos por el Cambio Misiones emitió un comunicado poco después de que la ley fuera sancionada en la quinta sesión ordinaria de la Legislatura misionera. en el que caracterizan como “una imposición” a la prohibición del glifosato, posición que sintoniza con las expresiones de la Sociedad Rural, Coninagro y la Federación Agraria Argentina.

Es un embate a la producción que atenta contra lo que necesita el país: más desarrollo económico para construir una nueva Argentina con mayores posibilidades”, manifestó por su lado, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino.

No fuimos consultados, sino que tampoco nos permitieron participar en la Comisión a pesar de haber insistido permanentemente, lo que demuestra un autoritarismo total y ausencia de diálogo”, lamenta el comunicado difundido en forma conjunta por las entidades ruralistas que integran la llamada Mesa de Enlace.

Leer el proyecto de ley

Ecoportal.net