Operaciones militares Puricelli advirtió que en tiempos de paz el Ejército no puede ocupar estancias sin permiso

Santa Cruz.-Luego de que TiempoSur diera ayer cuenta de la situación que advirtieron los habitantes de varias comunidades de la zona cordillerana, con el despliegue de fuerzas del Ejército Argentino, el ex ministro de Defensa durante el kirchnerismo y ex gobernador de Santa Cruz, Arturo Puricelli, advirtió que las tropas ingresaron a campos privados sin autorización.

Imagen del campamento militar adentro de un campo.

Por Sara Delgado

Los uniformados estuvieron algunos días haciendo ejercicios militares en la zona de la meseta del Lago Buenos Aires, que abraza al Parque Nacional Patagonia, hoy atravesado por la Provincia y la Nación, que apoya su extensión en favor de intereses “ecologistas” de capital foráneo.

De hecho hubo una reunión entre autoridades municipales y mandos del ejército para aclarar los motivos de su visita en escuelas, hospitales y diversos organismos, y se les dijo que estaban allí para hacer un relevamiento de rutina “en búsqueda de prever seguridad ante posibles emergencias, atendiendo la posibilidad de albergues y provisión de víveres”.
Ayer Arturo Puricelli -que además posee estancia en la zona- le dijo a Tiempo FM que los despliegues del Ejercito se dieron con radicación en Río Gallegos y Rospentek y que también acamparon en Los Antiguos, en terreno de Gendarmería y en zona de Paso Roballo y Gobernador Gregores.

“Hubo una patrulla del Ejército que se estableció en la estancia Juanita pero no tenían la autorización del empelado de estancia que estaba cuidando las instalaciones, pero le dijeron que era una orden de Presidencia de la Nación desplegarse en zona de frontera para hacer ejercicios habituales de esa compañía y que tenían un decreto de Macri”. Incluso el ex Ministro de Defensa contó que el dueño de la estancia hizo averiguaciones para sacarlos con una orden judicial.

“Esto estaría en el marco de los ejercicios anuales del Ejército y tienen sobradas facultades para desplegarse, pero en el caso de tiempos de paz, para establecerse en lugares territorios de particulares, no lo pueden hacer si no tienen la autorización del propietario” agregó Puricelli. “Tal es así que en el caso de Lago Posadas fueron a un establecimiento y no los autorizaron, entonces pidieron a la Comisión de Fomento un lugar y les dieron en el hipódromo local”, agregó.

El gobernador entre el ‘83 y el ‘87 sostuvo luego que ve “con gran preocupación” la pretendida ampliación del Parque Patagonia impulsada por la ex diputada provincial Roxana Reyes.
“Vemos con preocupación que estas organizaciones ambientalistas entraron a países como Chile y Argentina solicitando inhibición de actividad productiva en unidades económicas como pasó en Monte León en Piedrabuena, y creemos que atrás de esto hay, no solo una ambición conservacionista, sino una clara intromisión en poder estar después discutiendo a futuro sobre el destino de esos territorios”, denunció.

Puricelli advierte que en el caso de la meseta del Lago Buenos Aires “el riesgo es mayor porque la ampliación está lindando con 260 mil hectáreas que Douglas Tompkings ya compró del lado chileno” en lo que sería a futuro un parque binacional, una decisión que “no tomó la Provincia ni la Nación sino dos multimillonarios que se dicen filántropos”.

Hay que recordar que tanto la FIAS (Federación de Instituciones Agropecuarias de Santa Cruz) como la Sociedad Rural local ya rechazaron la iniciativa que no pudo avanzar en Diputados debido a la fuerte presión de los productores que denuncian un asedio para que se desprendan de las tierras.

Un programa extranjero
Por otro lado, Puricelli se refirió a la situación que vive la Argentina en un escenario “que a la luz de lo que está pasando en otros países como Brasil o Ecuador, podría tener ribetes de algún tipo de decisión internacional porque se están calcando los procedimientos y tienen a deteriorar la actividad política”.

En este sentido, repudió las decisiones del gobierno de Cambiemos. “Los perjuicios a la economía de todos los argentinos y las dudas que nos generan la renegociación de la deuda con los buitres, que se les pagó hasta lo que no pedían, el dólar futuro, la condonación que querían hacer de 70 mil millones del Correo Argentino, las obras que se adjudicaron a parientes como el soterramiento del Sarmiento, la situación no menos preocupante de la fuga de dólares en estos meses. Todo eso hace que uno esté muy preocupado y lamentablemente la Justicia que conoce éstos y no se interesa en investigar”.

Fuente: Tiempo Sur