Revalorizan las figuras de Balseiro y May en Bariloche

Bariloche.-El intendente Gustavo Gennuso a instancias del Concejo ha dicidido poner aún más en relieve la vida del Dr. José Antonio Balseiro, por su trayectoria, profesionalismo y compromiso con Bariloche otorgándole sus nombres a calles de nuestra ciudad, manteniendo y respetando la construcción de la historia con el nombre de Eduardo May.

El proyecto fue impulsado por el jefe comunal y la concejal Viviana Gelain y, según palabras de esta última, “la idea es darle un lugar central a todo lo que tiene que ver con la ciencia y la tecnología”. “Es una forma de recrear la historia a través del tiempo”, puntualizó la edil.
San Carlos de Bariloche es una ciudad mundialmente considerada y reconocida como  polo científico-tecnológico. La fabricación de satélites de investigación y de comunicaciones, la construcción de radares de control aéreo y de radares 3D, la venta a varios países, incluidos Australia y Holanda, de reactores nucleares de producción de radioisótopos y aptos para el estudio de materiales por parte de la empresa INVAP sumado a los resultados en investigación y desarrollo y a la formación de recursos humanos por parte de distintas casas de altos estudios y centros de investigación de CNEA y CONICET hablan claramente de un Bariloche que se ha convertido en protagonista de la ciencia, la tecnología y el desarrollo industrial avanzado.
Estos resultados fueron posibles gracias a la semilla que plantó en 1955 la creación, por la CNEA y la UNCUYO, del Instituto de Física de Bariloche (IFB), cuya dirección, hasta su muerte en 1962, estuvo a cargo del Dr. José Balseiro, que con tesón y sacrificio luchó contra las adversidades que la idea encontró en un  principio.
La vinculación del IFB con la tecnología estuvo presente desde el inicio con la llegada de expertos en temas relacionados con los intereses de la CNEA. Esta nueva comunidad no sólo dio origen a iniciativas como la creación de INVAP, llevada adelante por un grupo encabezado por el Dr. Conrado Varotto, sino que también, a lo largo de más de sesenta años actuó como catalizador para la llegada de otros grupos de investigación, desarrollo y formación de recursos humanos hasta la reciente creación de un centro integral de medicina nuclear y radioterapia de características únicas en nuestro país.
Por otra parte, es necesario también mantener en el Centro Cívico de nuestra ciudad, el nombre de Eduardo May, quien fuera el primer presidente de la Cámara de hoteles de Bariloche e integrante de la comisión pro-hospital. Su nombre fue incorporado por usos y costumbres pero nunca formalizado en la asignación formal de los nombres de las calles.
Fuente: Municipalidad de Bariloche