Tierra del Fuego.-Por Mariano Boettner.-Las autoridades electas de Tierra del Fuego intentarán potenciar la actividad minera de la provincia, y además de la creación de una Secretaría de Minería y la incorporación de ese distrito a la entidad

que agrupa a las provincias mineras, se evalúa la posibilidad de permitir la minería a cielo abierto, un modo de extracción prohibido desde 2011.

Según afirmaron a BAE Negocios desde el entorno de la gobernadora electa Rosana Bertone, tras el cambio de mando en diciembre, la nueva gestión creará una nueva dependencia e intentará potenciar las actuales explotaciones de turba, el principal producto minero desarrollado en esa provincia. Pero además en el territorio existen minas de oro conocidas como “de aluvión”. La eventual rehabilitación de este método extractivo podría, no obstante, impactar en una de las actividades vitales para la provincia como el turismo.

La minería a cielo abierto fue prohibida por ley en Tierra del Fuego en 2011, por lo que se convirtió en una de las ocho provincias, junto con Chubut, Mendoza, La Rioja, Tucumán, La Pampa, San Luis y Córdoba, que aún restringen ese modo de extracción, que incluye la utilización de cianuro y que es resistido por grupos ambientalistas.

Actualmente la principal actividad minera que se realiza en Tierra del Fuego es la producción de turba, un producto utilizado para la fabricación de combustibles y de fertilizantes. Para algunos expertos en minería, no obstante, la turba no es considerada una actividad minera ya que se genera por un proceso biológico y no geológico como en las minas metalíferas. La ley sancionada por el parlamento fueguino determinó la prohibición de la utilización de ciertos químicos (entre los que está incluído el cianuro) “en la explotación de los recursos minerales metalíferos, incluyendo los procesos de cateo, prospección, exploración, explotación, beneficio e industrialización in situ, cualquiera sea el método extractivo utilizado”, como así también “la explotación de minerales metalíferos con la modalidad a cielo abierto de gran escala”. Dentro de esta categoría se cuentan, entre otros, el oro, plata, platino, mercurio, cobre, hierro, plomo y aluminio; combustibles minerales como la hulla y los hidrocarburos sólidos; las piedras preciosas; el cuarzo, la mica y los calizos.

El Frente para la Victoria asumirá el gobierno fueguino el 17 de diciembre. La gobernadora electa y actual senadora Rosana Bertone ya anunció la creación de una Secretaría de Minería. Algunos de sus asesores ya mantuvieron reuniones con funcionarios de la Secretaría de Minería y con empresas que ya realizan extracciones con este método.

Hasta anoche, la gobernadora electa no había respondido la consulta de este diario. En julio de este año Tierra del Fuego, junto a la provincia de Buenos Aires, se sumaron a la Organización Federal de Estados Mineros (Ofemi), la entidad que agrupa a las provincias que realizan esta actividad.

Entre las razones para sopesar a la hora de decidir permitir la minería a cielo abierto con cianuro también se encuentra una de peso, y es la importancia del turismo en la economía provincial. La habilitación de una actividad minera con una imagen cuestionada entre grupos ambientalistas podría generar un impacto en esa industria.

Para mineras el derrame en Veladero afectó la imagen de todo el sector

El derrame de cianuro en la mina de oro de Veladero, en la provincia de San Juan obligó a las empresas de esa industria a volver a defender públicamente a la actividad, acusada permanentemente por grupos ambientalistas de ser contaminante. Ayer la empresa Barrick Gold, que admitió el derrame de un millón de litros de cianuro en ese yacimiento aurífero, difundió que la delegación de Naciones Unidas que llegó hasta esa locación a comprobar eventuales daños al medio ambiente concluyó que “no se registró contaminación”.

Más allá de eso, los empresarios del rubro estiman cómo afectó a la imagen de la industria el incidente en Veladero. Según pudo determinar BAE Negocios en diálogo con integrantes de la Cámara de Empresarios Mineros, los ejecutivos del sector creen que el episodio “no sólo quita prestigio al trabajo de Barrick Gold sino al de la industria en general”. Los empresarios del sector insisten en que las normas que deben cumplir en la utilización del cianuro, elemento químico necesario para la extracción del oro de las rocas, está regulado por un protocolo internacional y que todas las compañías deben cumplir. Por otra parte, los representantes del sector aseguran que los controles oficiales son exigentes pero que “las mineras no van a negarse a una rigurosidad mayor de controles. Mientras más nos controlen, mejor”.

El Gobierno sanjuanino aseguró que en el informe del ente internacional de Naciones Unidas “se consideraron en particular los valores del cianuro y sus derivados, tanto total como disueltos, sobre compuestos orgánicos como inorgánicos y parámetros físicos e hídricos”, y aseguró que “en todos los casos se determinó que no hay contaminación ni presencia de metales pesados”.

Fuente: Diariobae