Ya nadie se acuerda de las bolsas de nylon en los súper

Neuquén – Diez meses después de la puesta en vigencia de la ordenanza que prohíbe la entrega de bolsas de nylon en todos los supermercados e hipermercados de la ciudad, el Municipio ve como un éxito la aplicación de esta norma, y prueba de ello fue que en todo este tiempo no hubo necesidad de labrar ningún tipo de infracción porque el cumplimiento fue del cien por ciento.

Tras muchos años de debate y luego de una ordenanza previa que fue reduciendo en forma paulatina el uso excesivo de los envases, el 22 de abril del año pasado empezó a regir Bolsa Cero, que obligó a los vecinos de la ciudad a cambiar sus hábitos y volver a la vieja costumbre de la “bolsa de los mandados”. El proceso no fue molesto, y en muy poco tiempo los neuquinos se habituaron a llevar a mano una bolsa para las compras.

 

Rechazo y aceptación

 

“Al margen de que al principio hubo mucha crítica, sobre todo porque en los medios se instaló que los que ganaban eran los empresarios por no entregar más bolsas, al poco tiempo la gente entendió el fin de esta ordenanza, que tiene que ver con cuidar el medio ambiente. Fueron los primeros meses de adaptación a este hábito, pero fue rápido y tan aceptado que no hubo que hacer infracciones”, explicó Paola Guerrero, subsecretaria de Medio Ambiente.

No solo los supermercadistas se adaptaron rápidamente sino también los vecinos, que lo tomaron como hábito en menos de dos meses y ya son muy pocos los que llegan a los mercados de la ciudad sin saber de la existencia de esta norma.

 

Los más chicos

 

Guerrero contó que primero se notificó a todos los hipermercados y supermercados sobre la prohibición y las posibles multas que podrían ejecutarse en caso de incumplimiento, y que, si querían, estaba la opción de entregar un máximo de tres bolsas de papel reciclado por compra. Luego, la ordenanza entró en vigencia. “A lo largo de todos estos meses se pudo verificar el amplio acatamiento de esta norma”, dijo.

Desde el Deliberante, la presidenta de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente, la concejal Andrea Ferracioli (MPN), opinó en sintonía y expresó que con “esta norma –impulsada por Teresa Rioseco– está claro que cuando se toman decisiones y se persigue un objetivo en pos del cuidado del medio ambiente en la ciudad se logra cumplir”.

“Hoy ya están todos acostumbrados y hasta en los pequeños comercios no se entregan”, agregó.

Si bien la norma habla de los comercios minoristas, la ordenanza que establece los montos de las multas no especifica ninguna sanción para ellos, Ferracioli coincidió en este punto y aclaró que los únicos que pueden entregar bolsas de nylon son los comercios que venden productos que pueden sufrir de contaminación cruzada por sus características, como lo son las verduras y las carnes de vaca, pollo y pescado.

Hubo acuerdo para que los cambios se hagan paso a paso

 

Hace más de seis años comenzó en el Concejo Deliberante la discusión de prohibir el uso de las bolsas de nylon en la ciudad. Y el tema se instaló con fuerza. Los debates en las comisiones del Concejo Deliberante fueron intensos y participaron en ese entonces todos los supermercadistas.

La negativa de los referentes de los hipermercados más importantes de la ciudad fue fuerte y se logró empezar un proceso paulatino de reducción del uso de las bolsas.

Se redactó un proyecto y, en mayo de 2010, se aprobó la ordenanza que comenzó a generar conciencia en el uso reducido de las bolsas. Esta planteaba que a partir del primero de enero de 2011 se comenzarían a entregar siete bolsas como máximo en la línea de cajas, y que en 2012 pasarían a ser solo cinco para llegar a un mínimo definitivo de tres en 2013.

Este proceso se cumplió con éxito y, en los últimos meses de 2013, se retomó la discusión, que generó primero una norma que fue de imposible implementación que obligaba a los mercados a dar bolsas de papel.  Finalmente, en marzo de 2014, se modificó esta norma y se llegó a la tan ansiada Bolsa Cero.

 

 

Una “primavera” que se refleja en el nivel de las ventas

 

El exitoso cumplimiento de la ordenanza que desterró la utilización de bolsitas de nylon se dio en el marco de una verdadera “primavera” para los supermercados e hipermercados de la ciudad, que siguen al tope en facturación en todo el país, según las mediciones del Indec.

El organismo estadístico del Estado reveló que las ventas en supermercados en Neuquén durante noviembre aumentaron un 53,9 por ciento en relación con el mismo período del año pasado.

Según el mismo informe, las ventas en el país a precios corrientes comprendidas en la encuesta a diciembre de 2014 sumaron 20.643,2 millones de pesos, lo que representa una suba de 33,1 por ciento respecto del mismo mes del año anterior.

La variación interanual de las ventas de los doce meses del 2014 fue de 37,4 por ciento en total a nivel país.

FUENTE: lmneuquén.com.ar