Clausuraron la refinería de Catriel por fallas ambientales

Fuente: Diario Rio Negro. CIPOLLETTI (AC) – El gobierno rionegrino decidió clausurar una vez más la refinería de Catriel, pero esta vez no fue por incumplimientos a normas laborales, sino por la grave violación de preceptos ambientales.
M&C Petrol elabora combustibles líquidos que compran los dueños de centrales térmicas de generación de electricidad de Mendoza.

Se abastece gracias a un acuerdo que tiene con la provincia, celebrado en la gestión anterior, mediante el cual el Estado cobra regalías en especie a la empresa Petrolera Entre Lomas, y vende el crudo a precio de mercado.

La Dirección de Control y Fiscalización de la Secretaría de Medio Ambiente de Río Negro detectó «falta de protección del suelo, derrames varios, deficiencia en la gestión de residuos, falta de planes de contingencia e implementación para derrames, deficiencia en la gestión de residuos tanto asimilables a urbanos como peligrosos, falta de red de lucha contra incendios, falta de monitoreo de agua, suelo y aire», según informó el gobierno de manera oficial.

Es llamativo que hasta ahora el Estado, que tenía fluida relación con la empresa, no hubiera detectado estas fallas.

«En virtud que la Secretaria de Medio Ambiente es la encargada de velar por el derecho de los habitantes de la provincia a gozar de un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, como así también por la seguridad de los vecinos y trabajadores, este organismo, en el día de la fecha, resuelve ordenar el cese total de actividades y la inmediata clausura preventiva del establecimiento hasta tanto cumplimente con las medidas exigidas para velar por la seguridad de la población en general», se estableció.

M&C Petrol está ubicada en el Parque Industrial de Catriel.

En febrero, la planta fue clausurada por la autoridad laboral