Crisis en Parques Nacionales por intereses de ONG´s ambientalistas internacionales

Crisis en el ministerio de Ambiente por dos fundaciones internacionales. Variantes del despojo del territorio bajo el manto verde. El presidente de Parques Nacionales presentó la renuncia al cargo.

Los intereses de dos fundaciones ambientalistas internacionales en los parques nacionales de Argentina desataron una crisis política en el máximo nivel del ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, la que se expuso la semana pasada y se mantiene en equilibrio inestable por ahora. Dos conflictos diferentes se encadenaron. Por una parte, Federico Granato, presidente de la Administración Nacional de Parques Nacionales, presentó su renuncia al cargo el viernes 30 de junio después que el ministro Juan Cabandié le reprochó que avanzara sin su participación en acuerdos de interés directo para la embajada de Estados Unidos en nuestro país. A la vez, el ministro reclamó a Parques que revierta una medida tomada la semana pasada que puso freno a una de las más poderosas ONG que actúan en Argentina.

Fundación Rewilding Argentina (FRA) continúa a The Conservation Land Trust Argentina CLT, proyecto conservacionista de Douglas Tompkins, empresario norteamericano fallecido en 2015. Natura Argentina es la filial de una ONG con sede en Estados Unidos. Estas ONG´s ambientalistas son actores políticos, económicos y financieros que intervienen en el conflicto por el control real del territorio y los modelos de vida en espacios de alto valor estratégico. Sus prácticas y capacidad de lobby no distan demasiado de otros intereses corporativos, confluyendo especialmente en los discursos públicos de mitigación de los gases de efecto invernadero, desarrollo de energías limpias y transición hacia una nueva matriz energética, entre otros ejes del consenso hegemónico global.

Chispazo uno

Después de varios años de debate científico y técnico, la Dirección Nacional de Conservación de Parques Nacionales rechazó y declaró inviable el proyecto de reintroducción del ciervo de los pantanos en el Parque Nacional El Impenetrable (PNI, Chaco), que presentó la Fundación Rewilding. El de los pantanos es una de las ocho especies de ciervos nativos en Argentina y el de mayor tamaño de Sudamérica.

Numerosos científicos e instituciones fueron consultados para decidir que la iniciativa “implica riesgos y potenciales impactos negativos para la salud pública y de los ecosistemas naturales de las áreas protegidas implicadas, los que deben ser evaluados y analizados en profundidad”, consta en los fundamentos de la disposición firmada el viernes 30 de junio. Cabandié pidió que Parques revoque la disposición, trascendió de dos fuentes independientes. Una medida así reeditaría lo hecho con la declaración de sitio sagrado del volcán Lanín (San Martín de los Andes, Neuquén), que el lobby de la derecha dio vuelta atrás.

La reintroducción de especies extintas es uno de los ejes estratégicos de esta ONG, lo que ya realiza en los esteros del Iberá (Corrientes) -con el guacamayo rojo y el yaguareté, entre otras especies-, experiencia controvertida que abonó el caso de El Impenetrable. El modelo de traslocación (o de relocalización) de especies tiene una vertiente científica, una ideológica y un abanico político.

En 2017, durante la presidencia de Mauricio Macri, Eugenio Bréard (presidente de APN) firmó con FRA un convenio para “propender al fortalecimiento del Parque Nacional El Impenetrable en sus diversas dimensiones, como ser: la conservación y recuperación de los paisajes y ecosistemas naturales (incluyendo la recuperación de poblaciones de fauna amenazada o la reintroducción de fauna extinta), la conectividad con los corredores naturales de la región chaqueña, la promoción y el posicionamiento del Parque como destino eco-turístico, y en general cualquier otra acción que conduzca a hacer del Parque Nacional El Impenetrable un sitio clave para la biodiversidad y el desarrollo sustentable de las comunidades aledañas”. Por ese entonces, el vicepresidente del organismo era Emiliano Ezcurra Estrada, quien sigue operando ahora desde la fundación Banco de Bosques.

En noviembre de 2018 se aprobó el proyecto de reintroducción del ciervo de los pantanos en El Impenetrable con ejemplares de El Iberá. Varios años de debates técnicos y pulseada administrativa llevó a que FRA reformulara su proyecto original, insistiendo con una presentación el 7 de mayo de este año. A ese proyecto aggionarnado Parques dijo no el viernes pasado, aunque Cabandié quiere que sí.

“CLT desde 2006 realiza un programa de restauración de fauna localmente extinta en los Esteros del Iberá, incluyendo especies como el oso hormiguero gigante, el venado de las pampas, el pecarí de collar, el tapir y el guacamayo rojo, sumado a la creación del Centro Experimental de Cría de Yaguareté (CECY), con fines de reintroducción. La experiencia adquirida por el equipo de trabajo en materia de reintroducciones brinda la oportunidad de replicar esta experiencia en otros sitios del país que cuenten con grandes extensiones de tierras protegidas como el Impenetrable, con el fin de restaurar poblaciones de especies silvestres localmente extintas, como el ciervo de los pantanos. El objetivo del presente proyecto es establecer una población autosustentable de ciervo de los pantanos en el PNEI a partir de la translocación de ejemplares silvestres desde el Parque Iberá”, insistió la ONG en mayo. El impacto ecológico y riesgos genéticos, así como el modelo de “producción de naturaleza”, merecen un desarrollo propio que realizaremos en otra nota.

Chispazo dos

Granato, abogado, llegó a la presidencia de Parques por su estrechísimo vínculo con Cabandié. En agosto del año pasado reemplazó a Lautaro Erratchú, quien renunció después que declaró el volcán Lanín sitio sagrado del pueblo mapuche.

Ambos participaron de una reunión que se hizo el 21 de junio en la embajada argentina en EE.UU. con organizaciones conservacionistas norteamericana. En esa oportunidad, Granato habría cedido protagonismo a la Fundación Natura en desmedro de Cabandié, según una fuente del organismo. Lucila Castro, bióloga, es la directora ejecutiva de Natura Argentina, cuyos intereses hicieron pie en Mendoza, Córdoba, Santiago del Estero, Salta y La Rioja.

Byron Swift, norteamericano, fundó Natura International en 2018. Visitó Argentina en 2021, donde trabaja en colaboración con Fundación Wyiss, entre otros.

Susana Lara

Fuente: https://tramas.ar/2023/07/04/crisis-en-parques-nacionales-por-intereses-de-ongs-ambientalistas-internacionales/