El Gobierno financiará la planta de hidrógeno de Pico Truncado

Pico Truncado (Revista Petroquimica). Según el titular de la Asociación Argentina del Hidrógeno, Juan Carlos Bolcich.

Hay buena predisposición de las autoridades para reglamentar en el corto plazo la Ley 26.123 y crear un fondo de promoción a fin de garantizar la continuidad de los avances en la central. Pionero tanto en el país como en la región, el emprendimiento ya dejó atrás su etapa experimental y hoy está en plena fase industrial.

Luego de recibir la visita de tres representantes de la Secretaría de Energía, el titular de la Asociación Argentina del Hidrógeno (AAH) y vicepresidente de la Fundación Hidrógeno Santa Cruz, Juan Carlos Bolcich, se mostró confiado con respecto a la posibilidad de que la Nación participe más activamente en el desarrollo de la planta de hidrógeno de Pico Truncado, financiada hasta el momento por dicho municipio.

“Junto con el intendente Osvaldo Maimó estuve reunido con los ingenieros Manuel Herros Rosas, Eduardo Hadad y Pablo Medone, quienes vinieron a interiorizarse sobre las características y el funcionamiento de la planta, además de manifestarnos la intención del Gobierno nacional de respaldar financieramente este proyecto”, señaló Bolcich en diálogo con este medio.

Durante el encuentro, uno de los principales temas abordados se vinculó con la necesidad de poner en funcionamiento lo más pronto posible la Ley 26.123, sancionada a fines de agosto de 2006. “La norma fomenta, en líneas generales, la difusión, la innovación tecnológica, la producción y el uso del hidrógeno como combustible y vector de energía en todo el país. En cuanto a la planta de Pico Truncado en particular, garantiza el acompañamiento del Estado nacional para promover su continuidad y su evolución”, explicó el experto.

Según sus palabras, los representantes de la Secretaría de Energía recibieron detalles sobre la gestión del agua, el invernadero, el electrolizador, los surtidores y los sistemas de almacenamiento de la instalación. También se les informó cómo se realiza la mezcla de gases, cómo funcionan la biblioteca y los laboratorios y qué cursos de capacitación se dictan en el establecimiento.

“Estuvieron de acuerdo en remarcar la importancia de esta iniciativa, que posiciona a Pico Truncado, a Santa Cruz y a la Argentina como referentes regionales en la provisión de energía mediante recursos renovables y no contaminantes. Por eso pienso que el Gobierno nacional nos va a dar su apoyo con la creación de un fondo de promoción una vez reglamentada la Ley 26.123”, destacó.

Visión a futuro

Bolcich enfatizó, asimismo, los enormes esfuerzos que está realizando la AAH en pos de obtener y aprovechar energéticamente al vector en suelo santacruceño. “No es lo mismo efectuar pruebas en Santa Cruz que en Buenos Aires. De hecho, resulta mucho más difícil hacer funcionar un electrolizador en un lugar cuya temperatura oscila en torno a los 5 grados bajo cero que en otro donde el promedio es de 15 grados centígrados”, puntualizó.

La idea es que, en el corto o mediano plazo, la provincia gobernada por Daniel Peralta pueda contar con energía renovable, sin emisiones contaminantes y de bajo costo. Adicionalmente, con el correr de los años la Patagonia podrá promover y garantizar un suministro limpio y seguro a escala nacional.

Para el especialista, en el futuro el hidrógeno podría convertirse en la solución energética ideal para distintas zonas rurales, áreas aisladas o centros urbanos carentes de red eléctrica. “Una vez envasado se lo puede inyectar tanto a una celda de combustible para generar electricidad como a un quemador catalítico para obtener calefacción o cocinar alimentos. Y también es posible emplearlo en motores de combustión interna para brindar energía a todo tipo de vehículos”, apuntó.

Fuente inagotable

Si bien el hidrógeno es una fuente energética inagotable no se encuentra en estado puro en la naturaleza y por el momento su producción resulta demasiado cara. No obstante, los crecientes precios internacionales de los hidrocarburos están tornando más viable su aprovechamiento. Además de ser el elemento más simple y abundante del universo, puede comprimirse o acumularse para generar una energía cuyo único desecho es el vapor de agua.

A diferencia de otros combustibles, no es tóxico y su explotación no contamina ni consume recursos naturales.Las celdas o pilas que lo generan son altamente eficientes, poseen un funcionamiento silencioso, cuentan con una larga vida útil y requieren de poco mantenimiento.

Diversos analistas pronostican que durante los próximos años el hidrógeno producido a gran escala se utilizará principalmente en la industria espacial, las maquinarias, el transporte y la telefonía celular, entre otros ámbitos. Aunque se aspira a obtenerlo a partir de recursos domésticos, de un modo económico y respetuoso del medio ambiente, todavía un 90% de su explotación mundial depende del consumo de petróleo y de gas natural.℗