Entrevista a Howard Snyder: Las luchas serán por el cambio climático

Por Javier Cámara.-Para el especialista en cristianismo y conflictos ambientales, habrá disputas internacionales por el aumento del nivel de los océanos.

Desde que, en mayo de 2015, el papa Francisco publicó Laudato si’, la primera encíclica pontificia dedicada enteramente a la cuestión ecológica, se ha incrementado el interés y la participación de los movimientos religiosos en los conflictos ambientales.

Con ese documento pontificio, muchas universidades católicas crearon cátedras e institutos de investigación que se especializan en la relación de esta problemática con la teología, con las luchas sociales y la dimensión geopolítica de este nuevo fenómeno.

En este marco de intereses, la Universidad Católica de Córdoba (UCC) organizó para hoy (a las 19, en Obispo Trejo 323) una conferencia que estará a cargo de Howard Snyder, doctor en Teología Histórica de la Universidad de Notre Dame (Estados Unidos) y especialista en esta novedosa problemática que ya impacta tanto en la fe como en los conflictos regionales e internacionales.

–¿Le parece que ya estamos transitando la “profecía” de que las guerras de esta época son por recursos naturales o por cuestiones ambientales?–Estoy totalmente de acuerdo con que las luchas mayores de índole internacional en las próximas décadas tendrán que ver con los efectos ambientales del cambio climático: polución, el aumento del nivel de los océanos y la injusta explotación de la creación, en general. Los problemas y los desastres que hoy ya experimentamos, en muchos casos tienen un componente ambiental importante. Por ejemplo, los recientes aludes en Colombia fueron provocados en parte por cambios inusuales en el clima que a su vez fueron causados por alteraciones del ambiente en general, profundizadas por la deforestación. Y, por supuesto, las sequías y las hambrunas son causadas y acentuadas por la destrucción del medio ambiente. Desconozco si estos conflictos llevarán a un mayor número de tensiones locales, como guerras civiles, o a un mayor conflicto global, como una guerra mundial. Pero la historia nos muestra que las personas pueden vivir en comunidad en armonía unas con otras cuando la tierra prospera, pero la destrucción de los recursos que todos necesitamos (comida y agua) nos lleva inevitablemente a conflictos.

–¿En qué puede derivar la evidente falta de coincidencias en materia ambiental entre las políticas del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y las enseñanzas del papa Francisco?

–Este desacuerdo, que es obvio, proviene de dos cosmovisiones distintas. El Papa habla y actúa desde una cosmovisión bíblico-cristiana. Trump opera desde otra, de mirada corta, que es egocéntrica, empresarial y pro-enriquecimiento que no toma en cuenta el bien común y la mayordomía de la tierra. La formación del Papa en Argentina y su preocupación y opción preferencial por los pobres son influencias importantes en su encíclica Laudato si’. Yo veo esa cadena de circunstancias como providencial. Hasta ahora, las políticas de Donald Trump sobre temas del medio ambiente son a la vez anticristianas y anti-humanas. Ellas demuestran la ignorancia acerca de la forma en que los ecosistemas de la tierra funcionan, y son contrarias también a la buena práctica de la ciencia. Lo positivo es que estas políticas están fomentando una contrapropuesta de movimientos que defienden la creación.

Fuente: http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/entrevista-howard-snyder-las-luchas-seran-por-el-cambio-climatico